Familias que aprenden y disfrutan en la Naturaleza

PequeARBA es una sección de ARBA (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono) cuyo objetivo es divulgar la importancia de los bosques a través de actividades educativas en familia. Fundamentalmente realizamos salidas desde Madrid a los diferentes paisajes forestales donde grandes y pequeños aprenden a reconocer las diferentes especies de árboles, sus adaptaciones al medio, los usos tradicionales y la importancia de conservarlos, disfrutando de una experiencia compartida en plena Naturaleza. En principio, las excursiones son mensuales y la asistencia es gratuita.

Puedes colaborar preparando tú mismo una ruta, participando en otras actividades de ARBA o haciéndote socio.

Más información en www.arba-s.org o contactando con nosotros en pequearba@gmail.com

domingo, 19 de mayo de 2013

Reserva Ornitológica de Azuqueca de Henares.16 de marzo de 2013





Estuvimos puntuales en la reserva y compartimos actividad con los voluntarios del pueblo que asistieron para ayudar a plantar el arboreto de especies autóctonas y construir nidos artificiales para el anidamiento de garzas o garcetas. A pesar del frío que hacía y la previsión de lluvia anunciada entre todos formamos un grupo de unas 60 personas.

Antes de la plantación aprovechamos la ocasión para aclarar los conceptos de especie autóctona (que ha nacido o se ha originado en el mismo lugar donde se encuentra) y aloctona (que no es originaria del lugar en que se encuentra),  y presentar la asociación  ARBA a los voluntarios que no nos conocían.


 Seguidamente enseñamos a distinguir a los asistentes entre los plantones de olmos (yemas alternas), fresnos (yemas opuestas) y alisos (corteza  anillada) para que se pudieran dirigir a uno u otro grupo de plantación. 


Lo hicieron muy bien y fue muy divertido. Se plantaron 60 arbolitos entre olmos, fresnos, alisos y algún arbusto que obtuvimos gracias a la incondicional ayuda de Darío y Simón entre otros.

 
Después entre todos construimos para la reserva, a partir de unas balsas de bidones, tela metálica y cañizo, unos nidos artificiales. El nido fabricado por los niños y no tan niños de PEQUEARBA tenía un bidón sin tapar y se fue a pique al introducirlo en la lagunilla.

 Los más pequeños no pudieron evitar las lágrimas debido al desencanto….pero se pasaron pronto gracias  al paseo en barca por la laguna, donde vieron varios ejemplares de garzas, gallinetas y fochas.

Aquí os dejamos algunas de las fotos para dar “envidia de la buena” a todos los que os acobardasteis por el frío y la lluvia.